jueves, 18 de julio de 2013

Nueva subida de Tasas o de cómo desaparecieron las Escuelas de idiomas

El Pasado curso escolar, en la medida en que puedo recordar, subió bastante la matrícula, especialmente en la Comunidad de Madrid, en las Escuelas de Idiomas lo cual fue bastante traumático tanto para el alumnado como para el profesorado. Explico por qué:

Se dice constantemente que " Sólo con inglés no se va a ninguna parte" y más en este momento en que el lenguas que hasta hace poco se consideraban minoritarias., como el chino,  en los únicos centros públicos que se pueden cursar es en las EEOOII  Ahí ,  En las escuelas de Idiomas, gran parte del alumnado estudia, además de inglés, francés y /o alemán por lo que tras la subida de las tasas al principio del curso pasado, hacer semejante desembolso en el mes de septiembre/octubre, fue algo que no todas las familias pudieron permitirse
por lo que hubo gente que abandonó.
Por otro lado, en muchos casos, son varios los miembros de una misma familia los que, mira por dónde, les da por aprender un idioma.y en vez de pagarse una academia, prefieren ir a la escuela de Idiomas si hsi han sido afortunados  han sido admitidos , lo cual no es nada fácil ya que lademanda de plazas es muy superior a la oferta de plazas. Es mucho más rentable invertir rn el bachillerato de excelencia. por ejemplo.
Creo que está claro que, si quieres aprender un idioma , págalo asistiendo a la academia de mi amigo.

Lo lamentable de toda esta situación es que la diferencia de oportunidades para nuestros jóvenes, es cada vez mayor.




2 comentarios:

Angeles de la Horra dijo...

Tienes toda la razón, Rosa. Están intentado desmoralizar tanto al personal que sólo unos pocos van a poder tener acceso a aquello que con tanto esfuerzo se ha ido construyendo año a año. Supongo que ser "excelentes" es algo estupendo, pero aquellos que nos quedamos con la etiqueta "del montón", parece que no tenemos lugar dentro de este sistema "público" (ya no se si el término público es apropiado).
En fin, esperemos que al menos podamos dar guerra antes de que se lo carguen todo.
Un besazo.

Maite dijo...

Seguiremos dando guerra a Lucíifera y compañía, claro que sí. Y seguiremos aprendiendo y enseñando, por más que les pese.

Hay un intento claro de reservar la formación a "los de siempre de antes". Un empeño sin medida de volver a la oligarquía económica, social y cultural. Pero tú, yo y unos cuantos más se lo vamos a poner un pelín difícil.

Un besazo, reina.